×

¡La hora del truco! Cocinando legumbres 👍

trucos cocina legrumbres garbanzoz cocciones escuela cocina villa retiro
Comentarios desactivados en ¡La hora del truco! Cocinando legumbres 👍

¡La hora del truco! Cocinando legumbres 👍

Nunca es tarde para aprender nuevos trucos de cocina y es por esto que nuestros profesores esta semana nos han preparado el truco de las legumbres. Ricas en proteínas, hidratos de carbono, lípidos, fibra, minerales y vitaminas, las legumbres son consideradas un alimento básico y nutricionalmente recomendable.

Mini trucos generales

  • ¿Deseas una piel más tierna?  Hecha la sal al final, de este modo la piel de las legumbres será mucho más tierna
  • STOP! No se debe remover nunca la olla con cuchara para no romper las legumbres
  • ¿Nos hemos quedado cortos de agua? Se puede añadir agua a mitad de la cocción, siempre caliente. EXCEPTO para las alubias, siempre fría.

¿Cómo quitar la piel de los garbanzos?

garbanzos crudos trucos quitar piel escula cocina villa retiro
La piel de las legumbres es una de las causantes de que a veces su digestión resulte menos agradable y, además, alarga los tiempos de cocción dejando texturas poco agradables en algunas elaboraciones. Este truco de cocina nos ayuda a descubrir cómo quitar la piel de los garbanzos fácilmente, sin esfuerzo. Quitándoles la piel podemos conseguir purés más cremosos y digestiones más suaves.
—> Para garbanzos secos…
El elemento clave es el bicarbonato sódico. Al añadir esta sustancia a los garbanzos secos que han estado a remojo, una vez enjuagados, crea unas condiciones durante la cocción que debilitan la piel. De este modo, la separación y desintegración es mucho más fácil.
garbanzos cocidos trucos quitar piel escula cocina villa retiro
—> Para garbanzos ya cocidos…
Se puede conseguir un resultado similar que con los secos.
  1. Enjuagar y escurrir bien con agua y después colocarlos en un recipiente apto para microondas y mezclarlos con una cucharadita de bicarbonato por cada 200 gramos de legumbre.
  2. Calentar un poco en el microondas hasta que los garbanzos estén calientes y remover.
  3. Llenar un recipiente de agua caliente y añadirle los garbanzos.
  4. Usando las manos, remover bien las legumbres frotando unos con otros, con suavidad para no romperlos.
  5. Escurrir sobre un colador para desechar las pieles.
  6. Repetir el proceso una o dos veces hasta que no salgan más pieles y el agua quede limpia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies